sábado, 19 de julio de 2008

alboroto de lombrices

como practicante de un intento de Antropología de la salud, creo firmemente que no existen "creencias" sino que más bien se trata de conocimientos empíricos, muchos de los cuales tienen una base científica aún no descubierta.
el día de hoy, leyendo un periodico atrasado vengo a ver que una de las creencias más difundidas en mi país, la de la "bolsa de lombrices" puede tener una base científica real.
las abuelitas dicen que todos los niños tienen una "bolsa" de lombrices en el estómago, y que esta los protege de otras enfermedades, todos los niños "se tienen que llenar" de lombrices, para que estas los protejan, el problema es que a veces, esas lombrices se "alborotan" y enferman a los niños.
ahora que veo que un científico se ha infectado a propósito con Anquilostoma Duodenale, una lombriz que causa anemia, con la finalidad de acabar con sus alergias, y que este "tratamiento" se vende a un equivalente a 3,900 dólares, entiendo que tal vez no estaban equivocadas.
este parásito es temido en américa pobre, donde las familias viven con menos de un dolar diario, porque provoca anemia, es evidente que en los hombres que se han dejado infectar ( obviamente mejor nutridos, dado el costo del "tratamiento") estas lombrices no son sino beneficiosas. o sea que, de nuevo, no son las lombrices las "malas", sino que lo que mata es el hambre y las inequidades de este mundo.
de nuevo, un conocimiento tradicional se convierte en un buen negocio, tal vez en el futuro exportemos lombrices.

2 comentarios:

La-Filistea dijo...

A lo macho! que por muy chistoso que se oye nos iría bien la venta de lombrices.

fernando ramos dijo...

Mi mama nos curaba de lombrices con ajo